Calma de piloto de avión en los negocios

Jeremías Martorell

Calma de piloto de avión en los negocios

En el último viaje que realizó a Puerto Rico, Jeremías Martorell se convenció aún más de lo mucho que se parece llevar adelante un negocio a pilotar un avión.


De hecho, esta fascinación que siente por pilotear ha hecho que Jeremías Martorell tenga modelos y figuras de avioncitos en su oficina y en su hogar.

Porque al analizarlo, los pilotos son un gran ejemplo para los emprendedores y dueños de negocios en los temas de negocios, principalmente por todos los chequeos que realizan antes de despegar. Jeremías Martorell es extremadamente observador y detallista, lo hace de manera objetiva, minuciosa y exhaustiva. Por eso, cuando viaja observa tanto al piloto como al primer oficial, quienes realizan mismo checklist. Esta situación siempre ha llamado la atención de Jeremías Martorell cuando ha tenido la oportunidad de volar.


Jeremías Martorell ha comentado en reuniones con el equipo de trabajo que los pilotos están preparados para enfrentar una emergencia en el aire; saben qué es lo que deben hacer y lo más admirable es la calma que mantienen. Por esa razón los pilotos de avión se han ganado su respeto y de ahí viene el título de este post: “Calma de piloto de avión en los negocios” .


La calma de piloto es la que se debería tener en un negocio. En ocasiones escuchamos a dueños de empresas diciendo: "nosotros en la posición de Jeremías Martorell, con lo que está pasando con el COVID-19, no podríamos seguir". Pero, como los pilotos frente a una turbulencia que puede presentarse en el aire, Jeremías Martorell como dueño de empresas y emprendedor, trabaja pese a todas las circunstancias negativas del exterior.


Y es que las turbulencias que se presentan en el aire son iguales a las que se presentan a diario en la oficina, incluso aunque se trabaje de manera remota. Los dueños de empresa tienen subidas y bajadas, incluso a veces pueden irse a pique. ¿Y qué hacer en las situaciones más difíciles que se presentan en tu empresa? ¿Salir corriendo? Jeremías Martorell les diría: “Antes que nada, calma de piloto”.


Los pilotos hacen tres cosas al pilotar un avión: volar, navegar y comunicar. Primero que nada, hay que volar, ellos no van a comunicar primero y después volar, primero deben tener el control del vuelo. Después a navegar, que sería hacia dónde se dirigen, y lo último es comunicar.


A veces vemos que en los negocios llega una crisis y sale el dueño, que si el coronavirus, habla con todos los vecinos, llama a los familiares; crea un ambiente de tensión y eso es incorrecto; no están volando ni están navegando, lo que hacen es crear un ambiente de malas energías ante su equipo de trabajo.


En el caso de Jeremías Martorell, tiene unos pasajeros que son su equipo de trabajo. Ellos observan al piloto, que es Jeremías Martorell. Y qué diría su equipo si lo primero que hace cuando hay una crisis es transmitir nerviosismo a todo este equipo. Todos pasamos por situaciones difíciles, y éstas deben enfrentarse con calma de piloto de avión.


Todos pasamos por situaciones difíciles, y las mismas se tienen que enfrentar con calma de piloto de avión. Las experiencias negativas pasan y las buenas también. “Ante todo, calma de piloto”.
×

¡Hola!

Haga clic en uno de nuestros representantes a continuación para chatear en WhatsApp o envíenos un correo electrónico a info@jeremiasmartorell.com

× ¿En qué le podemos ayudar?